Un cuarto de siglo de experiencia liderada por Carlos Piernas entre ilusión y  tradición surge una forma de elaboración de ahumados singular y auténtica como pocas. Carpier Ahumados realiza un proceso totalmente artesanal, adaptándose a los cambios del mercado pero manteniéndose fiel a la calidad, garantía de origen y el respeto por el producto sostenible.

El Ahumado se lleva a cabo con humo natural proveniente de piñas mediterráneas del Montseny, filtrado y enfriado hasta conseguir su particular aroma.

El resultado es único. Un producto aromatizado con delicadeza para mantener el sabor, el color, la jugosidad y la consistencia propios de Carpier en todos sus productos, desde el salmón a los confitados pasando por el bacalao, el pulpo y el aceite, entre otros.